viernes, mayo 27, 2011

Lo que se descubre


Nunca hubo un presente como este
que abriera a punta de pasos
las puertas del infierno conocido.
Nunca tanta vida transitando
por lo simple de la sombra y la sonrisa,
lejos del salto de mata
y el azar desordenado
que ahora se convierten en agua
fluyendo despacio.

2 comentarios:

  1. Puertas que se abren y nos llenan de sorpresas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho tu forma de expresar en letras, cada conjugacion de palabras lleva al lector a un viaje... gracias por ese deleite.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.