sábado, mayo 24, 2008

Plática de café


Luz blanca. Moka, pastel, mirada y muletillas, ya lo sé, no, sí, jajajajajaja. Sobre una noche se borra la tarde del parque nuevo, los patos y los novios que se besan. Tu y yo hablamos de tantas cosas, nuestras historias corren paraleas en lo inesperado, lo que jamás se planeó. Puedo decirte todo el dolor y el cansancio que atravieso y confesarte mientras río mis travesuras más peligrosas; las contrarrestas con el relato de tu equilibrada pena, las novedades y los personajes que te crecen de los dedos por las madrugadas, cuando no puedes dormir.

Me sorprende la juventud que nos recorre, las ideas reemplazan el humo del cigarrillo y forman espirales sobre nuestras cabezas. En este mundo de pasteles y cenas que se hornean imaginarias sobre las pilas de ropa, los proyectos corren durante todo el día dejándonos molidas; los amores, esos insectos adorables, se evaporan en hechos demasiado sabidos y construimos un pequeño espacio para no descifrar nada, para seguir escribiendo, para prestarnos las letras y los colores.

¿Quién dijo que el mundo no era nuestro?

5 comentarios:

  1. aguebooo!!!
    somos la neetaaa!
    :*
    mil besos!

    ResponderEliminar
  2. One more cup of coffe for the road
    One more cup of coffe 'fore I go
    to the Valley below

    Saludos y no dejes de contar lo que encuentres en las intersecciones del camino. Gracias por la visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. alguien y cuando lo dijo, lo dijo por mala onda, por aburrimiento, porque no sabía que la puerta por donde no ha llegado nadie, también sirve para salir y encontrarse con el mundo, eso, encontrarselo y comerlo a cucharadas.

    ResponderEliminar
  4. Ese mundo hay que disfrutarlo intensamente. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Aveces un buen cafe es la mejor compañia que puedes tener, solo eso y sus aromas que vuelan llevandote a un lugar que es mejor en el que estas...


    Exelente !!

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.