domingo, abril 13, 2008

Destinos que se cumplen

Como en el reposo de una batalla, de pronto las horas se calman. Ya no es esto una trinchera dentro de la cual haya que estar alerta: los sonidos se suavizan y el aire frío me saca de la tensión para ponerme en una tranquilidad espesa.

Son tantas las despedidas y tan única la bienvenida que me confunde el mundo. Tan nerviosa estoy que hablo de lo que conozco para no quedarme muda en la sorpresa. No esperaba esto, ni lo que se fue ni lo que apareció.

Ya no añoro, me canso de vivir otra vez la separación, el límite de ser mío y el del otro. Las pocas referencias que me amarraban a una versión de la vida eran más frágiles de lo que creí. Otra vez tengo una hoja en blanco a la que le voy marcando líneas para llenar con historias: unas son sucias y aburridas; otras, en una mañana sin sol, enigmáticas. Llena de sudor y temblando también ha habido hermosas y de pronto la página se termina, hay que darle vuelta, el tiempo no deja de transcurrir aquí en el aire.

Y sonrío por elección, yo no estaba loca pero no hay otra forma de construir algo en este mundo. Siento mi cuerpo y los rastros que en él dejaron estos días: otra sonrisa, se asoma el sol tímidamente, el destino sigue siendo algo que se escribe en la medida en que se cumple.

5 comentarios:

  1. Anónimo1:23 p. m.

    Sólo, que no te llene de ansiedad.

    ResponderEliminar
  2. el barón rampante6:13 p. m.

    Tener otra vez una hoja blanca por delante es de las mejores cosas que le pueden pasar (¡y no pesar!) a uno. Disfrútala todo lo que puedas.

    ResponderEliminar
  3. Bueno conforme pasa el tiempo y más escribo lineas para borrar esas historias como pueda, veo que sonrío, a pesar mío, a pesar del mundo, hay cosas que gustan y hay cosas que nadie ni nada harán que deje de sonreir, como no. Saludos

    ResponderEliminar
  4. La vida es muy compleja, pero siempre encontrarás una hoja en blanco para poder reescribir la historia. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. En las historias los encuentros y despedidas son la constante, las hojas, la posibilidad de materializar esas memorios. Furtiva, me debes un "re" encuentro para hablar de historias, de las escritas, de las que sólo se quedan dentro, para hablar de las que fuimos, de las que somos.

    Muchos besos

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.