viernes, abril 04, 2008

Antídoto para el miedo

Una larga enfermedad parecen muchas vidas,
tediosas o amargas, ancladas a una ruta.
Crecer, querer, caer lento y morir
en frases sabidas o seguridades ficticias.

Usar zapatos o corbata,
romperse el espinazo en algo desconocido,
ganar dinero, una fantasía de bienestar
que se quiebra fácilmente,
como cualquier cosa que nos haga suponer
que se terminó la lucha en algún punto.

Caminar hacia el metro de madrugada,
perderse en un sopor televisivo, beber cerveza,
y casarse para tener algo qué colgar de la pared,
son cosas que me asustan demasiado.

Quiero el aire y el vértigo
de no saber nunca a dónde voy,
los mejores tiempos de la sorpresa
cuando todo está a punto de estallar
y nacer otra vez, diferente.

7 comentarios:

  1. si asi es, lo mejor se disfruta cuando el aire te da en la cara asi sin esperarlo, ese es el chiste.

    Aveces tienes que olvidarte de tu consiencia para disfrutar l oque haces, que bueno que di contigo de clik en click
    saludos !!!

    ResponderEliminar
  2. Yo quiero un antídoto para el miedo a las promesas a largo plazo, al temor de que el amor se muera. Me gusta tanto el modo en que construyes con las palabras un mundo para compartir.

    ResponderEliminar
  3. Dr_Stroke5:04 p. m.

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  4. Muy linda la poesía...

    Disfruten, sean felices
    ¡Gora Euskadi!
    http://kratosdelaslenguas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Ay... diste en el clavo mi estimada... Los trofeos de fin de lucha que se cuelgan en las paredes se acaban enpolvando y se vuelve "una cosa" mas... ggrrrr

    Dar algo por hecho o hacer algo por dar, ahi esta todo el meollo del asunto... Darse su libertad a uno mismo, que dificil es a veces!!

    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Me parece una opción muy válida. Una manera de estar viva siempre. Una actitud que tiene belleza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.