lunes, febrero 18, 2008

Definiendo el amor

Para mi princesa en el destierro.


Amar no es una transacción, es una construcción sobre la realidad. Dentro de la soledad inevitable en que vivimos, la única posibilidad sensata es compartir la carne, los momentos, las palabras. Se puede andar al lado del que amas sin pisar el mismo suelo, sin habitar la misma casa, sin cumplir un modelo establecido que otros han llamado amor.

Porque amor, dime al oído ¿Me amarás por siempre? ¿Cambiarás mis sueños por actos heroicos? ¿Serás lo que he añorado? Qué enorme carga la de decir que se ama y luego exigir a un extraño que materialice lo que sólo habita en la profundidad de nuestra pérdida.

Si digo que te amo, o mejor, que quiero amarte, es para ver cómo creces en el mundo y te encuentras conmigo en algún punto. Podría ser una hora o muchos años, podría ser casi siempre, cada uno en su aventura, mirando al otro de reojo. Podría ser nunca más, como con los amores que murieron, sin que eso deje de existir como algo real en mí.

Así he decidido amar, desde hace mucho tiempo. Por eso puedo compartir la cama y la comida, enamorarme del que se va y seguir sonriendo. Tengo de mi lado toda la pérdida real y toda la realidad cotidiana con la que nos destruimos en nombre del amor, y sé que no funciona. Sé hilar aventuras sin importancia, también aprendí a construir a distancia cosas importantes.

¿Qué va a pasar? No lo sé, nadie lo sabe. Sé lo que siento y lo hago valer. Amar no es esconder el miedo en la espalda del otro; amar no está vinculado con la profesión o los planes, sino con la voluntad y la imaginación. Por eso amo a mis amigos y a veces, con suerte, a mis amantes.

10 comentarios:

  1. Porque amor, dime al oído ¿Me amarás por siempre? ¿Cambiarás mis sueños por actos heroicos? ¿Serás lo que he añorado? Qué enorme carga la de decir que se ama y luego exigir a un extraño que materialice lo que sólo habita en la profundidad de nuestra pérdida.

    VERGAAAAA
    JAJAJAJA
    Nicotine and bacteria! says: (11:56:37 AM)
    ¿Te gustò?
    *misstutsipop* says: (11:57:47 AM)
    me mató!

    ResponderEliminar
  2. el barón rampante7:00 p. m.

    No me queda muy claro en qué se diferencian planes, voluntad e imaginación. Para los primeros, hacen falta los dos últimos. Creo que amar es un acto muy egoista porque siempre queremos que nos (cor)respondan de la manera que nosotros deseamos. Y no pocas veces, ni queremos o hasta nos da apuro que nos amen. Complicado. Pero qué gusto amar. Mal que nos pese. A veces.

    ResponderEliminar
  3. Lo único que da miedo es mal amar o ser mal amado. Lo demás que venga...

    ResponderEliminar
  4. gracias por tus palabras furtivas.

    sobre todo porque he estado escribiendo sobre el amor a propósito de un curso de universidad.
    tal vez publique algo en el blog...
    por de pronto me parece que amar es compartir la propia singularidad, descubrirla en sí y en otros. amar no por lo bueno que es alguien, sino porque es como es.

    ResponderEliminar
  5. -y… cuánto me amas, ¿hasta el cielo? – preguntó
    -el amor no se cuenta en distancia, tal vez en tiempo…
    -¿y cuánto me amás?
    -Lo hago sólo mientras hacés silencio

    ResponderEliminar
  6. No me cabe la menor duda que tu mente es tan abierta como tu corazón...
    .. la última frase me ha matado ! :-)
    ...como me hubiese gustado escribirla yo! =_O

    Besitos de alcachofa

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hace tanto que no amo y no me aman... que lindo texto, que cierto y, también, que duro, como el amor, como su ausencia.

    ResponderEliminar
  9. Pinky Tlahuica3:03 a. m.

    Por esa razón, desde hace poco tiempo, he convenido que aquel, que en algún –breve- momento de su vida se decida por ser mi amante, me odie "sin medidas ni clemencia". Pues si, es cierto: "el dolor, hiere menos que el olvido..."

    ResponderEliminar
  10. Furtiva said...

    Quiero una silueta sin nombre, a lo lejos, que me devuelva una luz como un mensaje indescifrable.

    PBetteo said...

    That's me.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.