martes, enero 08, 2008

Infancia


Entre colores y carreras -fantasías de los otros- los niños fijan la mirada en un punto desconocido. La infancia es a veces el tiempo más solitario.


4 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo.
    abrazos señorita escurridiza!

    ResponderEliminar
  2. El mundo de los demás nos mantiene sus cortinas cerradas ¿no? jugamos a aprender, a enseñar, a que el otro reproduzca los mismos movimientos, que parezca que se hace algo mejor, más fuerte.. No veo cómo no perderse en este mundo como nosotras con nuestra hermosa brújula rota. Igual seguimos solitarios, con otros ritmos, otras persecuciones.

    ResponderEliminar
  3. O el más hermoso, quizás. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Mmmm... tal vez no. La infancia está llena de amigos imaginarios siempre dispuestos a acompañarte, seguramente en ese "punto desconocido" se encuentra uno de ellos

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.