sábado, enero 05, 2008

Espejo

Rota la tarde, cien cielos me devolvieron el reflejo del sol.

4 comentarios:

  1. Es ese momento del día cuando los soles se hacen más intensos, dependiendo del cristal con que se los miren. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:58 a. m.

    Preciosa síntesis. Por una obra como esta, toda una vida se confirma.
    "amar es ser fiel al crepúsculo".

    Ignacio Soto
    (desde Chile)
    http://definiciondeabrazo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Por querer tocar el sol me he clavado una esquirla de cielo en la mano.

    ResponderEliminar
  4. que maravilllosa es la belleza, está presente para todos, y en cada "supuesto error"... simplemente sublime este post.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.