miércoles, diciembre 12, 2007

Falta

No necesito de nadie para escuchar esta música. La noche se desliza con una pequeñísima sonrisa de luna, amarilla de tabaco. Estos son tiempos que no se relatan, horas muertas dedicadas a cantar o a perderse en los recuerdos.

Frágil soy, no fuerte. Aterrada del transcurso de la historia, confundida en una época sin banderas ni acuerdos. El mundo se está acabando y yo apenas comienzo a mirarlo, como si hubiera perdido todas las conexiones.

Pareciera que nací ayer, que nada de esto me fuera familiar. Esa mínima rajita de luz en la oscuridad me recuerda que no sé nada, que no tengo ni puta idea. Que nunca la tendré. Que no quiero tenerla.

Lo que falta es lo que nos mueve.


4 comentarios:

  1. Esa pequeña raya de luz en la oscuridad es lo que te da la pauta de que el mundo todavía camina y falta mucho para que desaparezca. Mientras tanto es tiempo de vivir y disfrutar. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Bendita la fuerza del frágil que se da cuenta de cosas de este mundo que la fuerza bruta ignora o atropella. Naciste hace nada, como yo, como tantos y el tiempo dirá. En esa luz también hay camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No, tal vez no haga falta nada, ni alguien, solo ver que queremos, que nos va a mover, como empezar al moverse algo en el espacio, en la noche, sin razón, autopropulsión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Dr_StroKe12:15 p. m.

    Al final lo que nos mueve es la inercia. Aprender está chido para poder tener más donde volver a arrancar.
    Y arrancar pues es cuestión de uno, eso si me queda claro, hacia donde pues si no sabes donde vas pues da lo mismo. ¿Por donde eliges ir?, pues no determina. Lo que para mi es más importante es tener lugares desde donde poder arrancar tranquilamente.

    saludos.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.