jueves, diciembre 31, 2009

Final

Iniciar un año es tan falso como decir adiós a algo.
Comprar un nuevo calendario, abrazar a los otros,
escribir mensajes y esconder regalos en cajas de colores.

Sin embargo, lo hacemos.
Cambiamos el año y celebramos
comemos y bebemos, deseamos fervientemente.
Desear tan sólo cuesta el empeñar lo que creemos
en el terreno de lo que podemos.

***

Mi deseo para ustedes es la invención de nuevos nombres y paisajes en todas sus historias.

5 comentarios:

  1. Anónimo11:41 a. m.

    May the new names be like whispers at night. May the landscapes be untouched, bright and eternal. Buen año y que haya mucha poesía.

    Emiliano

    ResponderEliminar
  2. Espero y deseo que hayas empezado muy bien el año. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. yo ya tengo un nombre sin estrenar, en su papel de celofán y un par de paisajes...
    un besazo

    ResponderEliminar
  4. Lo hacemos como esperando algo nuevo... aunque realmente no ocurra.

    Un placer leerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.