martes, noviembre 04, 2008

Gota de agua

Foto: Jorge Alatorre, el Don.



Para Hans, desde el río.


Como un temblor,
parpadeo de detalle.
La fotografía deja todo fuera de foco
exceptuando el leve movimiento de la gota,
la piel efímera de un pétalo.

No la vimos abrir;
tampoco morir.
Sólo la encontramos en un momento
en que no era flor ni gota,
sino un algo indescriptible
que nos recordó esos instantes
congelados en el alma,
que se convierten en revelaciones
o querencias.

Así eres tú, gota de agua lejana,
sin verte florecer ni marchitarte,
recuerdo la polémica tanática,
las texturas del regalo
y la certeza fresca
de que vives y peleas
por mirar con tus ojos un mundo
demasiado bello para ser tan cruel.

5 comentarios:

  1. Que decir, fue gota, hay agua que tal vez por años no ha podido más que ser una partícula perdida, no más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me siento honrado por tu halagador obsequio, siempre es un placer y un deleite recorrer esas líneas que con tan profundo sentimiento plasmas. Estamos cumpliendo nuestro primer aniversario y espero no sea el único. T.Q.M!!

    ResponderEliminar
  3. La belleza y la crueldad, perfecta definición del mundo de los humanos.
    Qué hermoso y efímero instante de esa gota en el capuyo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un bellísimo poema enmarcado en una no menos bella fotografía. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Tus poemas parecen novelas japonesas.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.