lunes, abril 21, 2008

Encuesta

¿Qué es la poesía y qué nos hace?

1) Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa. Transforma la vida de quien la usa, dándole nuevos significados a la realidad.

2) Una manera de esconder la finitud, de crear lo que no existe y darle vida a lo que nunca existirá.

3) Un bonito ejercicio que no afecta en nada nuestros actos, dado que son determinados por causas diferentes a la belleza de forma o fondo.

4) El escape ficticio a la simpleza de nuestro comportamiento.

5) Una necesidad para algunos enfermos del alma.

¿Alguna otra propuesta? Para reflexionar en torno a ello, dos de mis poemas favoritos:



Nocturno de la estatua

Soñar, soñar la noche, la calle, la escalera
y el grito de la estatua desdoblando la esquina.
Correr hacia la estatua y encontrar sólo el grito,
querer tocar el grito y sólo hallar el eco,
querer asir el eco y encontrar sólo el muro
y correr hacia el muro y tocar un espejo.
Hallar en el espejo la estatua asesinada,
sacarla de la sangre de su sombra,
vestirla en un cerrar de ojos,
acariciarla como a una hermana imprevista
y jugar con las flechas de sus dedos
y contar a su oreja cien veces cien veces
hasta oírla decir: «estoy muerta de sueño».

Xavier Villaurrutia


A smile to remember

we had goldfish and they circled around and around
in the bowl on the table near the heavy drapes
covering the picture window and
my mother, always smiling, wanting us all
to be happy, told me, "be happy Henry!"
and she was right: it's better to be happy if you can
but my father continued to beat her and me several times a week while
raging inside his 6-foot-two frame because he couldn't
understand what was attacking him from within.

my mother, poor fish,
wanting to be happy, beaten two or three times a
week, telling me to be happy: "Henry, smile!
why don't you ever smile?"

and then she would smile, to show me how, and it was the
saddest smile I ever saw

one day the goldfish died, all five of them,
they floated on the water, on their sides, their
eyes still open,
and when my father got home he threw them to the cat
there on the kitchen floor and we watched as my mother
smiled

Charles Bukowski

12 comentarios:

  1. Anónimo8:33 a. m.

    hello? i am Meng-meng, so sad that i can not understand those spanish...so...but wish you can see these words, i am ok now at school, and i will write to you when in spare time! wish you happy!

    ResponderEliminar
  2. CÓMO ESCRIBIR POESÍA (Leonard Cohen)
    Por ejemplo la palabla mariposa. Para usar esta palabra no hace falta aligerar la voz, ni dotarla de pequeñas alas empolvadas, ni inventar un día soleado o un campo de narcisos, ni estar enamorado, ni estar enamorado de las mariposas. La palabra mariposa no es una mariposa de verdad. Está la palabra y está la mariposa. La gente tendrá todo el derecho a reirse de tí si confundes estos dos conceptos. No le des tanta importancia a la palabra. ¿Qué quieres transmitir, que amas a las mariposas con más perfección que nadie o que entiendes realmente su naturaleza? La palabra mariposa no es más que un dato. No te da pie a revolotear, elevarte, proteger las flores, simbolizar la belleza y la fragilidad o interpretar de alguna forma a una mariposa. No representes las palabras. No representes nunca las palabras. No intentes nunca despegar del suelo cuando hables de volar, ni gires la cabeza y cierres los ojos cuando hables de la muerte. No me mires con ojos ardientes cuando hables del amor. Si quieres impresionarme al hablar del amor, métete la mano en el bolsillo o debajo del vestido y acaríciate. Si tu ambición y tu hambre de aplausos te ha llevao a hablar del amor, debes aprender a hacerlo sin desacreditarte a ti mismo ni lo que dices.
    ?Que expresión podría definia a nuestra época. Nuestra época no tolera expresión alguna. Todos hemos visto fotografías de madres asiaticas desoladas, así que no nos interesa la agonía de tus órganos achacosos.Nada de lo que puedas expresar con tu cara tiene parangón con el horror de nuestro tiempo. No lo intentes siquiera. Sólo merecerías el desprecio de los que ha sido tocados en lo más hondo. Todos hemos visto telediarios con seres humanos embargados por el dolor y la desazón. Todos sabemos que comes como Dios manda y que hasta te pagan para que te subas a un escenario. Estas tocando para gente que ha vivido catástrofes, así que tranquilízate. Di las palabras, transmite los datos y hazte a un lado. Todos sabemos que sufres. No puedes contarle al público todo lo que sabes del amor en cada verso de amor que digas. Hazte a un lado: la gente sabrá lo que tú sabes porque ya lo sabía. No tienes nada que enseñarles. No eres más hermoso que ellos. Ni más sabio. No les grites. No fuerces una entrada en seco. Eso es sexo mal practicado. Si muestras el contorno de tus genitales, entrega lo que prometes. Y recuerda que, en el fondo, la gente no quiere acróbatas en la cama.
    ¿Que necesitamos? Estar cerca del hombre natural, estar cerca de la mujer natural. No quieras ser un cantante venerado por un público numeroso y leal que desde siempre ha seguido los altibajos de tu carrera. Las bombas, lanzallamas y demás mierdas han destruido algo más que árboles y poblados. Tambien han destruido los escenarios. ¿Acaso creías que tu profesión iba a escapar de la destrucción general? Ya no hay escenarios. Ya no hay candilejas. Estás entre la gente, por tanto sé modesto. Dí las palabras, transmite los datos y hazte a un lado. Quédate sólo. Quédate en tu habitación. No montes un número.
    Se trata de un paisaje interior. Está dentro y es privado. Respeta la intimidad de tus textos pues fueron escritos en silencio. La valentía de la interpretación es decirlos, La disciplina de la interpretación es no violarlos. Deja que el público sienta tu amor por la intimidad aunque ésta no exista. Sé una buena puta. El poema no es un eslogan. No puede promocionarte. No puede fomentar tu reputación de sensible. No eres un semental. No eres un ladrón de corazones. Tanto gánster del amor y tanta tontería. Eres un estudiante de disciplina. No representes las palabras. Las palabras mueren cuando las representas, se marchitan, y no nos queda más que tu ambición.
    Di las palabras con la precisión exacta con que comprobarías la ropa de tu colada. No te conmuevas con una blusa de encaje. Unas braguitas no tienen por qué ponértela dura . No tiembles al ver una toalla. Las sábanas no han de dibujar una expresión de ensueño alrededor de tus ojos. No hace falta que llores en el pañuelo. Los calcetines no están ahí para evocarte extraños y lejanos viajes. No es más que tu colada. No es más que tu ropa. No seas un mirón escudriñando a través de ella. Limítate a llevarla puesta.
    El poema es mera información. Es la Constitución de la patria interna. Si lo declamas y lo hinchas con nobles intenciones, no eres mejor que esos políticos que tanto desprecias. No haces más que agitar una bandera y llamar patéticamente a la patriotería emocional. Piensa en las palabras como ciencia, no como arte. Son un informe . Es como si dieras una conferencia en la Federación de Montañismo. Las personas que te escuchan conocen todos los riesgos de la escalada, y te honran dando por sentado que lo sabes. Si se los pasas por la cara, estás insultando la hospitalidad que te ofrecen. Infórmales de la altitud de la montaña, describe el equipo que utilizaste, especifica el tipo de superficie y fija el tiempo que duró la escalada. No busques dejar al público boquiabierto. Si el público se queda boquiabierto, no será debido a tu apreciación de los hechos, sino a la suya. Tu mérito estará en la estadística y no en las inflexiones de tu voz ni en los ademanes enérgicos de tus manos. Estará en los datos y en la tranquila organización de tu presencia.
    Evita las florituras. No temas ser débil . No te averguences de estar cansado. Tienes buen aspecto cuando estás cansado. Parece como si pudieras seguir y seguir sin parar.
    Y ahora ven a mis brazos. Eres la imagen de mi belleza.

    ResponderEliminar
  3. La poesía es "un árbol sin hojas que da sombra"

    Saludos

    http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/4-9856-2008-04-22.html

    ResponderEliminar
  4. la poesía...
    para mi la poesía es intimidad,
    desahogo, libertad...
    la poesía da vida y muerte
    a algo que sientes,
    que vives o que sueñas...
    la poesía es inicio y fin
    de una experiencia...
    es magia...



    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Pinche orujo!!!!

    Respecto al punto n°3, yo discrepo totalmente. Creo que nuestros actos, si asi lo decidimos, pueden perfectamente ser determinados por la belleza sea de fondo o de forma... Pero bueno.

    Mi propuesta sería: Utilizacion de figuras de estilo para describir realidades cuya crudeza nos estorba, toreando asi sutilmente la tediosa obligacion de ser claros y precisos.

    Abrazote!!

    ps: Que buenos poemas!!

    ResponderEliminar
  6. Yo no nací poeta ni pienso hacerlo. Dije hacerlo, de hacer, eso del talento innato es una migaja establecida tan solo por mediocres, no sabes cuan talentoso eres hasta que dejas esta castradora vida, si es que.
    Creo que eso me agrada de Bukowski que todo le ha salido mal, al mirar los zapatos de Chinaski queda secretamente en el aire cierta andrajosa esperanza.
    Tal vez no es más que pena la que siento por el tipo, y tengo la esperanza de que así sea.

    ResponderEliminar
  7. si me pase de extensión, Huini quíta el comentario pa que no se atore la bandeja

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué es la poesía?
    6) Una realidad para descubrir que la vida es una ficción.

    cariños

    r.

    ResponderEliminar
  9. todo poema corre el riesgo de carecer de sentido y no sería nada sin ese riesgo (J. Derrida)

    ResponderEliminar
  10. La poesía es una urgente necesidad de abrir las compuertas del alma, para que el río fluya bien o mal, pero fluya. Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. la vida en la atmósfera7:23 p. m.

    Como siempre las mejores definiciones de poesía son los poemas. Aqauí te va uno, de Benjamín Prado, poeta español increíble. Seguro puede gustarte.

    CONVERSACIÓN EN LA ISLA

    -Escribir un poema es intentar desatarse,
    adivinar en qué mano está la moneda
    -dije yo-. Tú mirabas
    el sol igual que un fuego encima de la isla
    y yo dije: -La poesía empieza
    cuando ya has olvidado qué es lo que te asustaba
    pero aún tienes miedo.
    Yo veía
    las torres blancas. Tú dijiste: -Es raro,
    nos gustaría huir
    pero nadie nos sigue.

    Junto al agua,
    partiendo nuestras vidas,
    cortándonos las manos al coger los cristales,
    tú dijiste: -La poesía es todo
    lo que hay entre un disparo y el animal herido.
    Parecías
    tan lejos, tan a salvo
    de ti y de mí;
    distinta igual que siempre,
    rota y vuelta a armar de una manera nueva.

    El sol se fue. La noche
    se acercaba y yo dije: -¿Recuerdas que jugábamos
    a poner nuestros años
    al lado de la Historia? Por ejemplo:
    aprobaste Latín y Armstrong llegó a la luna...
    Y tú dijiste: -El fuego
    de los días,
    la suma
    de las horas,
    las letras de "Armstrong llegó a la luna"...
    Estábamos tan solos,
    tan cansados,
    como perros perdidos en medio de la lluvia,
    como hombres mirando la noche desde una casa vacía.

    Vi las últimas luces de la costa y el cielo
    extraño encima de la playa. -A veces
    -dije- no hay más que eso
    y algún sitio donde ir pero ningún sitio donde quedarte
    y palabras que son las piezas del abismo
    y recuerdos igual que disparos en una diana.

    Luego llegó la luz, el ruido azul
    de la mañana,
    mientras tú decías:
    -Te di mi corazón y quisiste mis sueños,
    te di mis sueños pero quisiste mi esperanza.
    y yo dije: -Sí, es eso. Eso es todo:
    una sola mujer y un millón de maneras de perderla.
    Me miraste. Dijiste: -¿Y después? Y yo dije:
    -Nada. Después no hay nada.
    Después de eso
    tenemos que estar juntos para siempre.

    Nos quedamos callados,
    junto al agua,
    mientras la luz rompía el orden de la noche,
    mientras el mar se estrellaba contra los nombres de las ciudades.
    Mirando el sol sobre las torres blancas.
    Cada uno observando su corazón moverse
    lo mismo que un pez rojo en la oscuridad de un río.

    La sombra de las torres se parecía a mi vida.

    Cada uno protegido por su propio dolor,
    como ángeles mirando una tormenta desde el fondo del cielo.

    De "Todos nosotros" 1998

    ResponderEliminar
  12. La poesía "ocurre". Escribimos o leemos poemas y en ocasiones, cuando los elementos son propicios, surge la poesía. Escribimos poemas para intentar dar con la poesía. De la misma forma hacemos fotos, para encontrar una en la que, al igual que en la poesía, todo calce y se convierta en más que una imagen.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.