domingo, febrero 10, 2008

¡Que viva!


Viva la Revolución.
No la muerta en un muro colorido
ni la enterrada bajo el dolor de nuestra realidad.

Sólo hay una posible: la que haces
cuando decides pensar antes de hacer,
la que afirmas cuando eres lo que eres
aunque nadie lo comprenda más que tú.

Cuando quieres, cuando prometes y cumples,
cuando ayudas o construyes,
haces lo que ninguna revuelta o movimiento:
le das sentido al mundo.


7 comentarios:

  1. De todas las revoluciones la silenciosa que a veces me pesa...

    Siga revolucionandose.

    Saludos desde la sultana del norte.

    ResponderEliminar
  2. Si, esa es la revolucion que necesita el mundo.

    menos pensar, mas acciòn.

    ResponderEliminar
  3. Excelente poema, y la imagem c'est magnifique!

    La verdad que tenes mucha razon conlo q decis...

    http://kratosdelaslenguas.blogspot.com/

    Disfruten, sean felices

    Juan

    ResponderEliminar
  4. El barón rampante11:03 a. m.

    Es cierto furtiva. Creo que mucha gente, con sólo salir adelante sin pisar al prójimo, está haciendo una de las muchas revoluciones que tenemos pendientes. Querer y que te quieran, por allí va.

    ResponderEliminar
  5. Vivo una revolución, un golpe de estado. Actué sin pensar pero después de haber pensado mucho.
    Me levanté en armas con fusil de madera y mi coraje fué mi mayor intimidación.
    Sufro las ruinas de una guerra que no tuvo sentido. La tierra estaba perdida desde antes de sembrarla.

    ResponderEliminar
  6. El caballero inexistente11:03 a. m.

    Mmmmmh, no estoy muy convencido...
    Una revolución sin sus destripados, sus purgas, sus plazas llenas de cabezas me suena como a un libro de autoayuda.
    Mejor dejemos las palabras de nuestros padres en paz...

    ResponderEliminar
  7. Ese último párrafo (verso) es lo que necesitaba leer en este momento, me ha dado ánimos.

    ;)

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.