sábado, febrero 02, 2008

Bailando (sin salir de casa)

Bailo sola y me río en el espejo, como dice Juan que hacen todas las mujeres. Cierro la puerta, apago el teléfono, no me conecto a maldita la cosa. Solamente los helechos, sus recuerdos, mis libros, las letras y yo, que sigo moviendo la cadera de un lado al otro, sin pensar.

A veces me cuidan, a veces me exigen. No comprenden mis reacciones, atacan o reclaman, sonríen o callan. No me importa, dejar de explicar mi vida a los demás es una disciplina que he practicado poco pero ahora mismo no me queda energía más que para estar sola y estar bien.

Así que bailo, cocino, salgo al sol y sigo cantando. Quizás ahora es trabajo de los otros intentar comprender.

6 comentarios:

  1. me gusta mucho venir a mirar tu pic. en muchos sentidos me siento así. reconstruida a base de pedacitos de luz. tu eres una parte de esos. gracias por tus letras, por tu experiencia y por el café del fin de semana. muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. THE DANCER

    Butterfly
    Or falling leaf,
    Which ought I to imitate
    In my dancing?

    And if she were to admit
    The world weaved by her feet
    Is leafless, is incomplete?
    And if she abandoned it,
    Broke the pivoted dance,
    Set loose the audience?
    The would the moon go raving,
    The moon, the anchorless
    Mon go swerving
    Down at the earth for a catastrophic kiss

    Philip Larking

    PD: Saludos y gracias por la visita, diviértanse en la fiesta

    ResponderEliminar
  3. Bailar al son de uno mismo ¡que libertad!
    Percibo desde aquí tu tempo...te miro y no molesto.
    Acurrucado Fernando

    ResponderEliminar
  4. La verdad, q entre la imagen y lo que escribiste hay emociones tan bien explicadas. La verdad que muy bueno.

    http://kratosdelaslenguas.blogspot.com/

    Disfruten, sean felices

    Juan

    ResponderEliminar
  5. Pienso que la vida debe tener sentido para uno mismo, sin tener que darle explicaciones a nadie. Es bueno tener inmiscuidos (entiéndase amigos, familia y/o amantes) que ayuden a encontrar ese camino e incluso que quieran compartirlo. Pero las razones siguen siendo nuestras y nuestro albedrío libremente puede decidir a quienes comunicárselas.

    En pocas palabras es lo que dice Fernando: bailar a nuestro propio ritmo, ser libre :)

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.