jueves, junio 07, 2007

Para decir te quiero

Para decir te quiero en este mundo extraño, basta con mirar el buzón de entrada y sin contestar, saber que tus palabras están ahí.

A veces, para decir te quiero solamente te miro, te grito, o me alejo y observo tu vida desde la barrera, te recuerdo cuando manejo hacia el infierno de Santa Fe o te sueño como eras hace muchos, muchos años.

O quizás, antes de las ocho de la mañana, me digo que no sería completamente yo si no hubieras aparecido silbando, rechinando los dientes, mascullando dolores o escabulléndote con arte de la mierda de este mundo.

Te llamo amigo, hermana, amor o desconocido histérico en el tráfico. Te nombro bella dama en un bar, cliente, empleado o portera.

Te llamo... y casi siempre respondes.

3 comentarios:

  1. Es grato tener a alguien que casi siempre responda.
    ¡Qué vivan los matices!
    Saludos.
    hlk

    ResponderEliminar
  2. Y si yo respondiera?

    1000 besos y una enorme disculpa filtrada por el estéril cyberespacio.

    Mi corazón de piedra, como siempre, es tuyo.

    PB

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:48 a. m.

    Yo también te quiero, mejor dicho te quise o peor todavía, pude haberte querido, pero entonces era como un perro chico, aún más torpe que hoy, dedicado a perseguirme la cola y a mostrar los dientes para que vieran mi fiereza.
    Y aunque nunca he lamentado el rumbo de mis pasos, quizás el ayer pudo haber sido algo.

    Saludos desde la Isla Misteriosa

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.