viernes, mayo 27, 2005

Soy pirata

Y en el seno izquierdo guardo tus sonrisas tatuadas. Asalto las naves de los locos. Con ternura los decapito para evitar el horror de que mueran perdidos en su propio mundo, sin nadie de la mano. Mientras deliran o duermen acaricio sus cabezas, los beso con delicadeza, les digo las palabras mágicas de una madre a su criatura, antes de cortar su cuerpo con un brillo certero.

No tolero la imagen del desquiciado tanteando presencias sin silueta. Mucho menos el conjunto demente abandonado a su suerte. En mis noches los escucho, muriendo de sed y tristeza. Mientras gimo en esta cama los puedo ver, arañando un pedazo de pan, escarbando la cubierta para comerse el barniz, bebiendo agua salada que los hincha y alebresta.

Por eso, de vez en vez, me escapo de esta vida, estaciono el auto en la cochera y zarpo. En mi barco no hay capitán, pero siempre me encuentro con el pasado de esas almas como la mía. Avanzo entre la náusea y la dulzura para darles la muerte de la mentira blanda, y evitarles el dolor de saberse completamente solos.

Pirata y amante, te daré la paz que anhelas mientras sonríes en mis ojos. Nada más sencillo que evitar toda esta farsa y regalarte, un segundo antes de que pare tu corazón, el instante de verdad que tan neciamente añoras.

4 comentarios:

  1. En primer lugar, te leo y te atrapo en las lineas de mis manos, "hermana" me quito los zapatos para no faltarle a tu habitacion...que deleite es ser letra de medio millon de gamas.

    ResponderEliminar
  2. Si a una mujer pirata debo entregarle mi tesoro no me importa correr el riesgo de ser lanzado a los tiburones.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Los quinientos mil matices. Deberías eternizar esa conversación algún día. Lindo texto. Mantis expiadora de los locos. Extraño, pero fuerte.

    Un beso H.

    ResponderEliminar
  4. merlot:
    en las líneas de estas manos van tejidas historias y personajes que ignoramos... Este medio millón de gamas está para tus ojos.

    a13:
    hasta los tiburones pueden ser dulces, si en sus fauces está la música secreta del corazón. Un beso.

    xamiru:
    quizás porque esta loca busca también quien la redima con un golpe de gracia, con una risa o un beso. te quiero x.

    ResponderEliminar

Escribe algo. Todas las palabras tienen peso.